martes, 12 de febrero de 2008

La Gorda

La Gorda era, de mis primas, la que más admiraba. En realidad, es.

Sólo un año mayor que yo, creo que me ha definido en muchos sentidos. Todos nosotros, su familia, la adoramos.

La Gorda ha vivido desde chica con un carácter excepcionalmente alegre, que hace que todos los que la conocen quieran estar con ella, hacerla partícipe de sus fiestas, carretes y viajes.
Esto no quiere decir que ella tenga un carácter fácil. No. La Gorda es exigente, es apasionada, es intensa, es poco piola, es metepatas y es polvorita. Se enoja tarde mal y nunca, pero cuando lo hace, vuelan las plumas. La Gorda es querendona, amistosa, chistosa y excepcionalmente natural. Tiene miles de amigos hombres porque no se sonroja para hablar de sexo, ni le importa que ellos se tiren flatos o le comenten mira qué rica la mina que acaba de llegar. Carretea a la par con ellos y sabe ser camarada en todas las cosas, tontas y no tanto. La Gorda tiene miles de amigas mujeres porque es recta, jugada, solidaria, sensible y leal. Ha coleccionado a lo largo de su vida y de su paso por colegio, universidad y trabajos varios, una serie de amigas que darían su vida por ella.

La Gorda es inteligente. Fue la primera de su generación en la universidad, tiene un trabajo que ama y en el cual es tremendamente valorada. Le pagan bien y tiene con sus jefes y compañeros de oficina una buena onda envidiable. Cuando todos temblamos porque nos pueden echar o porque nuestras pegas empiezan a guatear, la Gorda se ríe y nos recomienda que, como ella, nos busquemos un trabajo que no lo parezca. Donde vayamos a pasarlo bien y listo. (Como si fuera tan fácil)

En el amor, la Gorda no puede decir que las cosas vayan a la par que el resto de su vida. En vez de contarles todo el típico drama y las miles de "joyas" masculinas con las que se ha atravesado a lo largo de su vida, me conformo con decirles que es una mujer abandonada.

A estas alturas, ustedes se preguntarán por qué una mujer tan capacitada, tan simpática, tan sensible y única sigue sola.

Hace unos días la Gorda me vino a ver. Y se puso a llorar a mares...

Sucede que la Gorda es gorda.
Sí.
Mi prima es linda, alta, de pelo rubio oscuro y ojos almendrados.
No es excesivamente obesa; no hace gala de perniles de exhibición, pechugas a lo Marlen Olivari ni traste de otra galaxia.
La Gorda es lo que los gringos llamarían una persona grande.
Y más encima tiene la cualidad de ser muy armoniosa, es decir, sus curvas están bien distribuidas, y si bien le sobra un poquito de todo, por lo menos cada ingrediente tiene su equilibrio.

El tema es que la Gorda había acarreado esta "condición" toda su vida sin hacerse mayores atados. Es cierto que le costaba un poco más de lo normal encontrar ropa, pero se las arreglaba, y con su carácter y alegría tuvo siempre las herramientas suficientes para superar todos los demás obstáculos que te impone esta sociedad solo por el hecho de ser un poco distinto.

O por lo menos eso creíamos nosotros.

Desde chica su mamá le dijo que tuviera cuidado, que el mercado del corazón era extremadamente competitivo y cruel, que enflaqueciera, que se cuidara.
La Gorda tenía por caballito de batalla la idea, que por cierto yo siempre compartí con ella a pies juntillas, de que el hombre que la quisiera la iba a querer como ella era, y más encima, doble mérito y garantía asegurada de que era bueno, porque era capaz de ver lo esencial, eso que dice el Principito manoseado por los medios, que es invisible a los ojos.

Resultado... a la Gorda la pescaron poco y nada en serio, y eso fue minando su autoestima. Ella mantuvo su frente en alto, pero en algún minuto cayó en la sicosis del reloj que no te espera y fue víctima de los chacales que se aprovechan de todas las chiquillas un poco solas, un poco desesperadas, un poco inseguras.

Y aquí fue cuando vino a llorar conmigo.

La Gorda ahora tiene 31 años, sigue sola y se siente traicionada por un ideal de lo más noble que le falló, por una sociedad que convirtió la mentira y el espejismo de la imagen en una religión; está agotada y desilusionada.

Entonces fue que vendió un poquito su alma y cambió su idealismo por un bisturí que le prometió la gloria, la fama y el éxito en el único ámbito que le ha sido esquivo y uno de los que más le preocupa en la vida.

La Gorda ahora quiere tener familia, hijos, amor; no le interesa demostrarle a nadie nada; ella descubrió que las reglas del juego eran falsas y decidió seguirlas o perder en el intento.

Para mí ha sido fuerte, claro que sí.

Me pasan muchas cosas...
Que la entiendo, pero que me decepciona, no ella, sino su vida, la vida en general, que no fue capaz de ponerse a tono con su ideal.
Que la quiero, y la admiro igual porque para todos nosotros la Gorda es mucho más que imagen, es puro corazón.
Que me preocupa, porque sé que en esa mesa de operaciones, junto con un pedazo de su estómago, se fue un pedazo muy importante de esta persona que era un referente tan importante para mí.
Que ahora no sé cómo le voy a decir.
Y que tengo miedo. Porque si ahora la Gorda como por encanto empieza a tener una vida social intensa y cantidades de amores, creo que también me voy a terminar de cabrear de este mundo y en vez de una mujer idealista y esperanzada, me voy a convertir en una perra fría y desalmada.

¿Me pueden decir ustedes por qué no aprendemos, por qué estas cosas nos pasan? ¿Por qué a pesar de que SABEMOS que lo que se vé pasa, muere, cambia, y que nunca es tan importante, muchos de nuestros patrones de comportamiento tienen que ver justamente con eso?
¿Me pueden decir por qué una persona tan especial y querida como la Gorda tuvo que pasar por esto, una violencia inusitada para su cuerpo, su alma y su bolsillo también?
No es justo, y punto.
No me parece.
Y tenía que decirlo, porque a ella, no quiero más que darle mi cariño, apoyo y hermandad incondicional.

16 comentarios:

Puppetmaster dijo...

Lo que le pasa a tu prima es reflejo de un sistema. Un sistema economico, comunicacional y social. Un reflejo que esta presente tanto en la television como en el mercado inmobiliario. "La gran mayoría de los edificios nuevos ofrecen estudios y deptos de un dormitorio". Eso demuestra que la gente cambio. Ya no basta ser quien se es para lograr una familia, sino quien se aparenta ser. Hoy ella fue victima de un ideal y en la vida eso es un error.

La vida es miserable, sarcastica, sanguinaria, compleja y defraudante. Y en cada respiro que damos más nos ahoga y nos enferma.

Ella trata de ser una sobreviviente de la vida y por cambiar su apariencia va a lograr cumplir su ideal... A la fuerza.


mmm perdoenen lo pesimista, pero aun no salgo de vacaciones y hace un calor de mierda.

saludos!!

Alejandra dijo...

Igual que tú, me daría rabia con el mundo saber que le empieza a ir bien después de este cambio. Significa que priman otras cosas más importantes que la persona. Por lo que contaste de ella me dieron ganas de ser su amiga y conocerla.
Pucha, ojalá no tuviera que hacerlo, jalá no fuera necesario llegar a ese punto...
Saludos

Anónimo dijo...

yo también quisiera ser AMIGA de la gorda, al puro estilo sanz; enriquecer mi paso por la vida con el trato de alguien así. yo siempre fuí barrigona de niña; por eso para mis 5 hermanos mayores soy "la gorda!; de adolescente fuí anoréxica (un accidente que casi me cuesta la vida, me permitió tomar conciencia). hoy a mis 46 años de servicio en la vida, concuerdo con la gorda: "se ríe y nos recomienda que, como ella, nos busquemos un trabajo que no lo parezca. Donde vayamos a pasarlo bien y listo". también a mí me han abandonado; también yo estoy sola (aunque te parezca mentira, decidí que debería ser "jamona" a la edad de 7 años). pienso operarme los senos para achicarlos (estoy harta de esas jaguas colgando). pasa que a veces nos rendimos y nos dejamos vender la idea de que nos querrán por cómo nos veamos. hoy he descubierto que "la gente" me ama: soy solidaria, me duele la injusticia; pero "la gente" se incomoda conmigo: digo lo que creo correcto, no le tengo miedo a las palabras. encuentro que los xy no quieren evolucionar; al principio, se deslumbran; finalmente se asustan de tu evolución y buscan a una más tradicionalista, que no les exija y se conforme al juego de siempre.
en fin, ojalá que la gorda se vea a sí misma linda (michael jackson sigue viendo en el espejo un niño negro, abusado y triste) y descubra que quien no la aprecia NO SE LA MERECE.

MeRiAdOx dijo...

Conchemimadre... que tremeda idea de mundo... la frase de coca cola es incompleta: la vida es como te la tomas y si no quieres tomártela, te obligamos, te vendemos toda la mierda de nuestra sociedad, hasta que te nos unas... la dictadura de la moral, la imposición pasiva de ideales weones que todos seguimos alguna vez, lo odiemos o no.

Es difícil abstraerse de una cultura, o te unes o luchas contra ella, pero no te elevas, no sueñas cosas que no son. Tal vez tu amiga sueña con algo que no existe, que es un ideal cultural solamente. Tal vez debió reconocer las cosas como son y lucharla, seguir peliando. Pero al final el aire se acabo y aterrizó.

La cultura chilena, latina, mundial completa... es una ensalada que causa estreñimiento.

Te entiendo y valoro lo que dices en todas las dimensiones que abarca. Debes tener fe, pero luchar y estar atenta, ver la mierda, pero limpiarla, dar el mensaje, no quedarte callada. Con el post demuestras que aún luchas, que aún crees. Te resites y eso lo admiro.

Toda mi fuerza desde acá.

MeRiAdOx dijo...

Acabo de leer los post anteriores y... uf... que cuático el post anónimo...

sólo eso.

carolita dijo...

qué injusto.

dile a la gorda que no la conozco, pero que, desde acá, la entiendo y la apoyo y la quiero.

mil besos.

Cheluca dijo...

Lo triste es que el principito es hermoso en contenido pero la gente no vive en ese mundo.
Aquí lo que importa es qué tan exitosa y güena seas, no bonita... Gúena... qué tan bueno está el filete...
Somos objetos...
A los gordos se les discrimina, a los gordos se les ataca... y yo soy una que vive a dieta porque tengo tendencia a engordar fácil y si no me cuido me pondré como una ballenita, pero lo hago por varios motivos... por salud, porque me gusta caber dentro de mi ropa, y porque además cuesta más caro cambiar el clóset que comer lechuga de vez en cuando.
Lamento que tu prima lo haga por otras razones, pero la principal es que ella mejore su autoestima. Tú verás que hoy estás enojada con esto pero después ojalá veas feliz de verdad a la "gorda" y eso te reconforte mucho, porque como dices, lo que quieres es apoyarla.
Créele que es difícil el cuento, ojalá salga todo bien y apóyala.
Besote y que rico que volviste!

Susana dijo...

el anónimo es suy, susana, como prefieran. no manejo bien esto del internet, disculpen. veo que la mayoría de comentarios es de chicas. que bien! soy dominicana, no entiendo la palabra cuático. pueden explicarlo?. espero que me hayan comprendido. quise decir:
-me gustaría conocer a la gorda.
-me gustaría ser su amiga y "llenarle los bolsillos de guerras ganadas".
-creo que ser gorda, flaca, bonita, fea, alta, baja, afecta pero no decide (he conocido damas con cualquiera de esos atributos casadas y felices pues son amadas y respetadas por su pareja).
-creo que, como chelu, hay que cuidarse por salud. si te amas, los demás te amarán. si no lo hacen, ellos se lo pierden.
-creo que me gustó este post y los comentarios que generó.
las saludo con solidaridad humana.

MeRiAdOx dijo...

Susana, tu comentario da para varias lecturas... leí entre líneas porque lo que cuentas es intenso, pero con cierto humor que choca, sin que eso sea malo... definir cuático... mmm...
es palabra que muta... vale para algo malo pero también algo bueno, que es complejo, grande, difícil, sencillo, antojadizo.

Un choque múltiple es cuático verlo.

Un discurso rupturista es cuático.

Hittler y Gandhi son cuáticos, cada uno en lo suyo.

Es algo que te asombra... en fin... creo que fue peor tratar de explicarlo...

Saludos

Susana dijo...

meriadox: gracias por responderme. en república dominicana creo que no tenemos esa palabra (cheluca vive aquí, quizás podría aclararlo). yo hablo de esa manera; a veces las personas no disciernen si hablo en serio o en broma. les sorprende que sea capaz de reírme de lo estropeada que quedé de mi accidente o de contar riendo que algo me dolió. yo me sorprendo de que ell@s se sorprendan porque juré a mí misma no decir mentiras y en lo que cabe voy cumpliendo.
en fin, contar algo estresante de una manera jocosa, le quita un poco de pesadez (sobre todo cuando es una anécdota de uno mismo).
vuelvo a agradecerte tu atención.

Princessa dijo...

Sombra querida, no se como lo haces pero siempre logras tocar fibras importantes en mi con tus escritos.
Yo te juro que aveces hasta me da miedo.
Sin mayores comentarios.
Saludos a la gorda y las mejores vivras.
Un abrazo para ti tb.

Emma dijo...

Fuerte post. Creo que muchos se sentirán identificad@s de mil formas con la gorda (yo soy una de esas)Mi trabajo se relaciona con la imagen, con la estética y aunque me encanta lo que hago, caes un poco en el juego social, donde las apariencias valen mas que la esencia. Segun mi experiencia, no importa quien seas, lo que hagas, siempre somos juzgad@s primero por como nos vemos. Al final, solo importa como nos veamos a nosotros mismos y cuan contentos y satisfechos estemos con esta imagen. El resto es solo intentar complacer a una multitud que jamás va estar satisfecha.

Fuerzas a la gorda y saludos para ti.

Dani Pez dijo...

Sombra, tanto tiempo...
realmente es tan común casos como los de la "gorda"... fiel reflejo de la sociedad en que vivimos, ojalá a pesar de las cirugias ella no pierda su esencia.

Cariños!

bendito ravotril dijo...

Sombrilla mia...la "Gorda" esta en cada esquina...y yo no la juzgo...que quieres que te diga...en este pais ser mina de 30 y estar con mucho sobrepeso es re complejo. La mania del gimnasio, los hombres hetero que cada vez valen mas callampa y sumea y sigue...hay que adapatarse al mierda...si nose la consumiría una depre de la puta...yo prefiero que se sque todo y sonria y se sienta segura...hay que echarle mano ala tecnología...si la weá tampoco es pecado poh!!!...

a todo estoe spero tu visita desde el 10 de julio pasado...hectáreas de penas


en los te leo el tecleo

Amelia dijo...

Te entiendo tanto. Tanto. Yo también he vivido inmersa en ideales que, con el paso de los años, se diluyen. Los diluyen, porque vienen a demostrarme que nada trascendental importa demasiado cuando se pone en la balanza con lo inmediato, con lo tangible o con lo estético. Resulta que ser una buena persona vale cada vez menos, porque nadie puede hacer gala de ello sin necesidad de hablar. Me gustó caer por acá.
Te leo.
Amelia.

Puppetmaster dijo...

hey yapo, yo ya escribi... y tu??