miércoles, 3 de agosto de 2005

I can't take my eyes off of you, I can't take my mind off of you...

Mientras alimento mi negrura escuchando a Demian Rice, intento salir a flote. Y es que todo me ha salido pésimo... increíble que hace menos de una semana estuviera pisando nubes, gloriándome de la suerte que tenía, de los proyectos que el destino me deparaba. Sexo y amor, por separado... hoy puedo decir que ninguno de los dos se ha concretado, y me parece mucho que no se concretará, nuevamente, ninguno de los dos. Puta la weá.
Procedo a explicar...
Primero el sexo. Encandilada por nubecillas rosadas, pensando como estúpida treceañera que el amor verdadero estaba por tocar a mi puerta, dejé al chico de los arbustos, Forestín de ahora en adelante, en el limbo del "hablamos"... no lo llamé, no me ha llamado... suelo ser optimista, pero en esta circunstancia en que parece que he sufrido un revés de los astros, imagino que lo más lógico es que no aparezca más. Bueno, al fin y al cabo, desde un principio se perfiló como un "One night stand"... siempre puedo dejarlo para más adelante, pero cabe la casualidad de que en un par de días saldré de la ciudad en misión laboral por largas dos semanas. Y por esa misma razón estoy con el tiempo justo, sin posibilidad de escape alguno. Cuando vuelva el cadáver de esta "relación" va a estar más frío que el Ártico.
El amor. Realmente esto es lo que más bajoneada me tiene. Es increíble como puedes drogarte con la ilusión a tal punto que finalmente terminas en la peor de las intoxicaciones. Literalmente vomitando tu decepción.
Después de hablar con Shy acerca de la posibilidad de ir al cine, comencé a construir los más increíbles castillos en el aire. La maldita película era el puntapié inicial de nuestra propia "Love Story". Sí, ríanse, están autorizados, soy una pendeja.
Por asuntos prácticos estuve con él hoy. Conversamos de varias cosas, muy ameno ambiente, yo apenas podía disimular mi nerviosismo y tontera. Antes de separarnos le comenté... "Acuérdate de la película que quedamos de ir a ver, dime cuándo puedes para organizarme". Con un escueto y semi-sonriente "Ya", se disculpó y tuvo que irse a trabajar. Poco más tarde me encontré con una amiga que trabaja con él y que le sigue de cerca los pasos por mí. Ella es mi Gestapo personal y me mantiene informada de todo lo que sucede con su vida. Y aquí es donde viene el balde de agua fría... al parecer Shy se ha estado viendo con su ex-polola en estos últimos días y el enganche entre ambos ha sido evidente. O eso es lo que él cuenta. Quizás es por eso que se muestra esquivo ante la idea de salir que hace un par de días tanto le entusiasmaba. Obviamente no volveré a insistir sobre el tema. Sorry, pero soy incapaz de enfrentarme a los fantasmas del pasado. Sé por experiencia que las mujeres tienen más poder que Darth Vader sobre las almas atormentadas de sus ex. Y si ellas fueron las que patearon, peor aún. Porque los hombres se las dan de duros, pero en el fondo se enrollan más que las minas. Y lo único que tengo claro es que para quebraderos de cabeza y triángulos amorosos (que quede claro, amorosos, no sexuales) ni-ca-gan-do. Así que a mamarme la desilusión calladita. A hacer mis maletas y dejarlo solo, servido en bandeja, para que la ex haga lo que quiera con el objeto de mis desvelos.
Leo para arriba y me queda claro que si esta fuera la historia de otra me estaría riendo y tendría la respuesta inmediata a la problemática: Adiós compadre, que pase el siguiente. A esperar un nuevo golpe de suerte, una sorpresa nueva a la vuelta de la esquina. Pero otra cosa es con guitarra, y mientras tanto, sola en mi pieza y frente a esta mierda de pantalla, destilo mis rencores y desamores cantando a todo pulmón "I can't take my eyes off of you, I can't take my mind off of you..."

4 comentarios:

Seth dijo...

Yo se que en cosas del amor nadie tiene la ultima palabra, juegatela, no puedes perder nada más con intentarlo, por último que te saques las ganas conél aunque sea una sola noche.

Suerte

Nené.- dijo...

Chuta, pues que me caes como balde de agua fría. Ni que hubieses escrito la historia por mi...estoy exactamente como tu...amor por un lado...sexo por otro. En amor...cuando creía que podía pasar chuas!!! aparece la ex...y más encima se va del país, asi que ni siquiera para disfrutar los últimos meses juntos.
Solo me basta decirte, ánimo...y si te la querés jugar...dile lo que sientes....algo que no hice y piensa en lo peor que podría pasar y te darás cuenta que a la larga no sería tan terrible comparado con lo bueno que sería.
P.D. Me encanta Damien Rice y the bower daughter y Cold water son mis preferidas.

Eleu dijo...

Me tenías con el halma en un ilo (o es al verre?) esperando este post!!
Puta la weá! Pucha cabrita, deberías haber llamado a Forestín mas mejol. Pero donde no manda sexo manda corazón. Que le vamoh a hacé.
Que te vaya super en tu misiónd e dos semanas.
Te extrañaré...
bear hug,

pedro dijo...

obvio que no me crees
pero es que obvio que no
pero en fin
me metí a tu blog escuchando la misma canción de Damien Rice (de hecho la programé en la concierto pal sábado, eso de La Personal)
y la estoy escuchando ahora

lo que dijiste de darth vader fue notable

malditas ex

por qué será?

por sexo seguro?

por cariño eterno?

por inmadurez?

por, qué chucha me pasa?

en fin

sé digna (qué chucha es eso) y no te arrastres, aparte, de verdad parecía muy pastel por lo mismo que decías tú antes...

pedro