lunes, 8 de agosto de 2005

Sunday, bloody Sunday

Nada como un Domingo para reflexionar acerca de la vida... claro que hay dos tipos de Domingo. Aquellos gloriosos, que coronan un fin de semana de aquellos. Y los otros. Los que preceden a la muerte que es el lunes, con sus largas y tediosas horas... aquí, una lista de por qué odiar/amar el día "del Señors":

10 razones para amar el Domingo:

1. Despierto cuando se me da la gana, no cuando suena el despertador.
2. Me puedo quedar en pijama todo el día y ni siquiera bañarme.
3. Duermo siesta y nadie me huevea porque todos estamos en las mismas.
4. Hago, tranquila y relajadamente, la retrospección del fin de semana (y me recupero del mismo)
5. Si salgo a la calle, casi no hay tránsito, y de tacos, ni hablar.
6. La tarde es ideal para salir a caminar, tomarse un helado, ver una buena película o tener sexo con la persona que quiera, sin apuros ni presiones.
7. De vez en cuando almuerzo con mi familia. Sinónimo de algo rico en la mesa y viejas anécdotas y tallas internas, alcoholización generalizada de por medio.
8. Puedo ver la repetición de los capítulos de la semana de mis series favoritas en el cable.
9. Existen alternativas culturales para alimentar el ocio.
10. Es el comienzo de una nueva semana, y con ella, de mil nuevas oportunidades.

10 razones para odiar el Fomingo

1. Despierto a la hora del ..... y con una caña de mierda.
2. Me quedo todo el día en pijama, ni siquiera me baño. Me siento inútil, y que la vida se me va de las manos.
3. Duermo siesta y despierto tarde, mal genio e incapaz de pensar cuerdamente.
4. Hago la retrospección del fin de semana. Me impresiona lo rápido que se pasó.
5. Si salgo a la calle todos manejan a 1 km/hr y los mall, restaurantes, lugares públicos en general están repletos de gente.
6. La tarde es ideal para realizar trabajos "cacho" que no he hecho en la semana: Lavar ropa, ordenar el clóset, hacer las compras.
7. Tengo que ver a mi familia, aunque muchas veces quisiera almorzar sola frente al computador o cualquier cosa que no se dedique a analizar mis logros y fracasos.
8. En general, la programación televisiva es asquerosa.
9. Muchos de los lugares a los que me gustaría ir están cerrados, o cierran más temprano.
10. La dieta empieza mañana, la pega regresa también. No podemos ir muy lejos, no podemos embalarnos hasta la hora que queramos.

¿Y tú? Amas u odias tus D/Fomingos?

7 comentarios:

Eleu dijo...

Jejeje, ta buena la lista. A mis fomingos también los amo y odio por las mismas razones. Tengo la suerte de que este semestre los lunes tengo la primera clase a las 10 así es que tanto no pelearé con las sábanas. Fiuuuu!
Yipyyyyyyyy! Sombrita aprendió a linkear y me tiene a mí. Bravo!
Big bear hug,

Alter & dijo...

hahaha...que buen cooment, creo que depende de mi ánimo, ultimamente me inclino por amar los domingos :)

Seguiremos leyendo tu blog .
visita el nuestro cuando quieras

Alter y Ego.

Pablillous dijo...

me encantaron tus dos listas.
Generalmente los domingos no hago mas que ver peliculas y meterle canciones al Ipod..
los amo pero son muy cortos
una buena idea para un domingo es leer tu blog
esta buenisimo...

pedro dijo...

qué extraña la sensación de ser linkeado por alguien a quien aprecias por su forma honesta de escribir

el ego de uno concluye que sí sabe escribir, entonces sabe leer

y te lee a ti!

me gusta

Pedro

Nachitaxxx dijo...

depende... despues de un carrete, odio los domingos porque tengo cña , mala cara y cosas que hacer
despues de un finde semana sano, puedo estar trankila viendo el canal sony y comiendo helado echada en el living.
llegue... ni idea como, pero me gusto tu blog!
eso, saludoz

sombra_de_mi dijo...

Mi ego está por las nubes!!! Gracias a todos. Sigan leyéndome, yo les aseguro que lo haré con ustedes, miren que estoy convertida en una adicta a este mundillo...

McRoyal dijo...

Para encender la envidia de todos: los lunes los tengo feriados este semestre... mis domingos son domingos de verdad, televisión, diarios, libros, revistas, escapada al teatro... todo sin la presión de la llegada del lunes.

Por fín recuperé la dirección de tu blog, la había perdido.