domingo, 19 de febrero de 2006

Ondulante

Ya.
Me arranqué.
Y qué.
No pude soportar que todos mis pasos fueran controlados, medidos y cautelados.
Quise mi espacio personal, ese diálogo conmigo misma (a veces absurdo, pero necesario) que es este blog.
Y me di cuenta de que amo mi soledad y mi independencia.
Que por mucho que quiera a mis amigos, me enferma tenerlos encima todo el día.
No me enoja, pero me hace sentir oprimida, obligada, presa, amarrada.
Así que busqué cualquier excusa y me vine al pueblo, a respirar un poco.
A mi ritmo.

He aprovechado mucho este tiempo, he leído un montón.
Aparte de lo que ya les había contado, se agregan a mi lista:

- Lo bello y lo triste, de Yasunari Kawabata (impresionante)
- El hermanastro, de un noruego apellidado Christensen, el nombre no lo recuerdo (interesante, divertido y dramático, vale la pena)
- Al este del Paraíso, de John Steinbeck (sin palabras, por algo fue una película protagonizada por James Dean)
- Permiso para sentir, de Alfredo Bryce Echenique (Antimemorias) (apasionante, me gustaría tener una vida tan ntensa y entretenida como la suya)

De este último quisiera rescatar una cita que él utiliza para abrir su libro de antimemorias, y que me hizo sentir tan identificada, que pude experimentar esa deliciosa emoción de estar leyendo tu pensamiento, tu sentimiento tal cual es, pero sublimemente expresado en palabras.
Aquí va:

"¡Qué cosa tan ondulante es el hombre! No solamente el viento de los accidentes me desvía según su inclinación; además me muevo yo mismo por la inestabilidad de mi postura; quien se mira con cuidado, no se encuentra dos veces en el mismo estado. Doy a mi alma ora un semblante, ora otro, según de qué lado me acuesto. Si hablo diversamente de mí, es que me miro diversamente. Se encuentran en mí todas las contradicciones. Vergonzoso, insolente, casto, lujurioso, charlatán, taciturno, laborioso, delicado, ingenioso, lelo, rencoroso, generoso, mentiroso, veraz, sabio, ignorante, y liberal, y avaro y pródigo: todo eso lo veo de mí, según de qué lado me vuelva; y culaquiera que se mire con atención encontrará en sí mismo e incluso en su juicio esta volubilidad y discordancia." (Montaigne)

Fantástico.
No estoy loca, y hay alguien que más encima me entiende.
Por ahora, con eso me basta.
Ya nos veremos en la semana, para que les cuente con calma, muchas cosillas que me han estado rondando la cabeza...

8 comentarios:

Felipe dijo...

Está bien arrancarse con uno mismo de vez en cuando, hace bien, es necesario para el espiritu.
Suerte.

AnaMaría dijo...

Qué alegría saber de ti!
No sabes cómo te entiendo con eso de "arrancarse". Yo también adoro a mis amigos, pero a veces, aunque ellos no digan nada que me haga pensarlo, me siento obligada a estar siempre fresca y dispuesta. Eso me cuesta. Se necesita el minuto de análisis cerebral diario, el minuto de silencio, el minuto de soledad.

Buena cita! En realidad también me identifica, me ayuda a pensar que lo que yo llamo "mi inconsecuencia endógena", es una característica de lo más aceptable y justificable. Qué alivio sentir que, lo que uno cree un defecto, es sólo un aspecto de la personalidad.

Bueno, disfruta tus vacaciones. Acá te esperará tu hermana perdida para enterarse de aquellas cosas que te rondan -lo que es yo, estoy con un bloqueo mental de magnitudes insospechadas, no me gusta nada de lo que escribo y, de echo, he sentido verdaderos deseos de borrar todo el blog. Qué desastre!-.

Besos,
AnaMaría.

Tadashi dijo...

Ja!...

"No estoy loca!!!"...

Me gustó eso...

Aunque debes analizar la posibilidad de que él también haya estado loco, vaya uno a saber...

Increíble, creo que en tu viaje has leído más libros que yo en mi vida...

Que verguenza...

Gracias por unirme a tus links...

Saludos...

PD: Tadashi traducido al español significa "Hombre correcto", así que tu link dice "simplemente hombre correcto". Bakan!!!...

bendito ravotril dijo...

buenas introspecciones

luces para tu camino

da fármacos soun mashine

**me es imposible leer..no ocncentrando...atroz

Tadashi dijo...

Por supuesto que me encantaría que te acercaras a saludarme si me ves en la fila...

Si yo veo una sombra que se parezca a la de la foto, también me voy a acercar a saludar, aunque las probabilidades de que me equivoque son altas...

También voy a cancha, así que aumentan las probabilidades de encontrarnos...

En todo caso, también voy a andar con Tomás (Edge), así que si ves a alguno de los dos, el otro anda cerca también...

Saludos, y ojalá, nos veamos pronto...

AnaMaría dijo...

Qué bueno que regresaste!!!

Leyendo por ahí: cómo así que Ud. no me ha invitado a Cutto´s???
AnaMaría indignada.

Jejeje.

Bueno, espero la inspiración prometida!

Besos,
AnaMaría.

carolita dijo...

sí!! vamos todos a cutto's!!
amo ese lugar.

gracias por tu post. fue lo mejor encontrarlo en mis minutos contados de ciber, sigo en viña hasta la próxima semana y extraño mi blog. entiendo tu necesidad de silencio sola. y la comparto. yo opto por dejarlo claro cuando alguien va a pasar demasiado tiempo a mi lado.

yo también creo que nos parecemos. me gusta leerte porque me veo reflejada, porque es bueno saber que alguien más comprende mis manías.

ojalá termine bien tu verano.
por acá, entretenido. claro que el otro día fuimos a carretiar y ya estoy muy vieja para esas cosas. no me gustó nada bailar en un lugar lleno con mucha música electrónica y reggaeton. para eso bailo en mi casa. :P.

cuidaos querida.
kisses!!

AnaMaría dijo...

Leo el último comentario que te dejé y soy capaz de interpretarlo externamente como una soberana estupidez! Jajaja. Era broma por si acaso!!! Tú sabes, las hermanas suelen soltar comentarios poco afortunadas con la otra.

Besos,
AnaMaría.