sábado, 12 de mayo de 2007

¿Onda?

Juro que me da mucha lata hablar de este tema una vez más.

Pero qué le voy a hacer. Es de mi vida que trata este blog, y esto, por repetido, enredado y pendejo que suene, es lo que en las últimas semanas ha estado ocupando mis días (y mis noches).

Con Domingo nos conocemos hace dos años ya, y tenemos una amistad realmente muy cercana y especial. Hace mucho que nos contamos todo tipo de cosas, triviales e importantes, hace mucho que compartimos de vez en cuando salidas, la mayoría de las veces en grupo. Hace mucho que nos queremos, y que somos un apoyo para el otro bastante grande. Y, por último, hace mucho que yo reconocí en mí que su manera de ser, y todo en él, me atraían irresistiblemente, y que si no fuera por sus 19 años, yo intentaría algo más. Por su parte, nada parecía mostrar otra cosa. Hasta ahora.

Quiero pedir perdón en este mismo momento a los que odian los detalles. Si usted es una de esas personas, no siga leyendo. Pero es que realmente necesito entrar en ellos para poder descubrir qué es lo que realmente está pasando aquí. Porque no quiero engañarme. No puedo.

Hace un par de semanas escribí un pequeño "preview" de lo que estaba pasando, se llamaba "No puedes". Lo hice relatando sólo algunas de las cosas que han empezado a cambiar de a poco, llevandome a estas sospechas que ahora necesito saber si son fundadas o no.

Me explico.

Si bien, como ya decía, siempre nos vemos, últimamente (un mes y medio aproximadamente), esta costumbre se ha vuelto de todos los fines de semana, a veces viernes y sábado. Últimamente Domingo se muestra reacio a salir con sus amigos. Me llama para saber en qué estoy, qué panoramas tengo, y cada vez que no tengo algo, me propone que salgamos a alguna parte o que, simplemente, nos quedemos en mi casa viendo alguna película. Solos los dos. Si, en cambio, tengo algo que hacer, se muestra preocupado por saber qué voy a hacer, con quién voy a salir, y qué significa ese hombre para mí. Hace poco tuve un matrimonio e hizo una tremenda campaña para que lo llevara de pareja. Y no lo hice solamente porque era el matrimonio de una prima mía e iba a estar toda mi familia, que se precia de tener una lengua de Gillet que asusta a cualquiera.

En los últimos tiempos se ha instalado a mi lado demasiadas veces en mi cama, a ver televisión. Y como la cama es chica y ambos somos más bien grandes, no es raro que estemos en contacto. Pero el contacto se ve acrecentado cuando él enreda sus piernas con las mías. O, cuando me siento para tomar agua, fumar o buscar el control, pone su brazo detrás mío y su mano en mi espalda.

Lo he pillado mirándome las pechugas descaradamente como tres veces.

Un día fuimos a un karaoke y me dedicó una canción romántica.

Luego, mientras otras personas cantaban canciones más "pachangueras", me sacó a bailar y el estilo de danza fue más bien cercano, con harto toqueteo, todo dentro de los límites apropiados y decentes. Es decir, se acerca peligrosamente a los límites, pero nunca jamás los cruza.

Cuando me pilla desprevenida, me toma la mano y me la pone en su poto, para luego morirse de la risa cuando pego un salto y retiro, enrojeciendo, la mano de tan peligrosa zona.

Hace unos días fuimos a comer a la casa de un amigo en común y todo el tiempo estuvo tomándome la mano, abrazándome cuando yo estaba parada cerca de él, preocupado de servirme vino, prenderme el cigarro y después, como molestándome, me tomó por la cintura y me hizo acompañarlo hasta el baño, porque según él, "le daba susto ir solo" (Obvio que lo dejé ahí y me fui rajada...).

Antes, Domingo siempre me contaba quién le gustaba y me pedía consejos acerca de qué hacer con ella. Pero hace mucho tiempo que no me habla de nadie.
La última vez que conversamos me preguntó qué opinaba yo de las amistades con ventajas. Yo le dije lo que siempre he pensado, porque lo viví. Que la amistad con ventajas es peligrosa, es casi imposible que resulte sin que alguien salga herido, que no es recomendable pero que pasa, y que bien manejada, en algunos casos puede resultar y traer algunos beneficios, por lo menos por un tiempo.

Desde hace un tiempo a Domingo le gusta jugar a hacerse pasar por mi pololo cuando conversamos, y mezcla en las conversaciones expresiones como "mi amor", "gorda" y otras tonteras que me hacen reír, más bien nerviosa.

Hace unos días supe por una amiga que Domingo tenía algo muy importante que hacer el próximo fin de semana, que es largo, fuera de Santiago. Y que él le comentó a mi amiga que se iba a quedar aquí mejor porque no quería perderse mi cumpleaños.

En este ultimo mes y medio, no ha pasado día sin que hablemos por teléfono o por MSN, incluso más de una vez por día.

Hace un mes y medio más o menos que no me lo puedo sacar de la cabeza. Y que sueño con él (y con las indecencias que haría con él) casi todas las noches.
Me ando riendo sola, como tonta, cuando me acuerdo de algún gesto tierno o de preocupación que ha hecho conmigo. Me ha hecho sentir más mujer, más querida, más interesante y especial de lo que nadie me había hecho sentir en mucho, mucho tiempo.

Y aquí está lo terrible.

¿Son todas estas cosas rollos míos, calenturas de Domingo, actos de confianza o realmente siente algo más por mí?
Y la cosa no termina aquí... Si siente algo más, ¿lo dirá alguna vez? ¿hará alguna cosa al respecto? ¿se atreverá a jugársela algún día?
Y si se la juega... ¿qué va a pasar con nosotros? ¿cuál es la proyección de una pareja tan dispareja? ¿qué va a decir la gente? (Sorry, pero por más que lo intento, lo que la gente dice sí me importa)

¿Qué va a pasar si alguna vez nos besamos?
¿Si me propone que seamos amigos con ventaja?
¿Si quiere pololear?

¿Qué va a pasar con nosotros como amigos?
¿Se irá todo a la mierda, especialmente si no resulta lo otro?

Puta, tengo un caldo de cabeza enorme. Además de andar soñando con él, me despierto mil veces durante las noches pensando que tenemos que terminar este jueguito, aclarar las cosas, yo tengo que tomar distancia o algo, pero si seguimos así me voy a morir.
Y no sé por qué me huele que Domingo está en las mismas. Siempre es tan correctito, tan niñito bueno, que no me lo imagino rompiendo las reglas o tomándome por asalto para robarme un beso o tocarme algo "vedado".


¿Qué hago?
¿Qué es esto?
¿Qué debo pensar?
¿Qué es lo mejor para los dos?
¿Qué?
Se abre el debate. Opinen por favor.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Te leo hace mucho tiempo por lo tanto, ya conozco la historia con Domingo, y me pregunto ¿Porqué te PRE-OCUPAS? no será mejor OCUPARSE?, en lo que tienes ahora, en ves de ocuparse en lo que aún no pasa?.

Princessa dijo...

Galla, me has identificado bastante con tus palabras.
Complicado…
Que tal si cierras los ojos y te lanzas a lo que venga?
Y que pase lo que tenga que pasar nomás.. Se que el peludo, parezco el Padre Gatica…. Jaja
Lo único que sé por experiencia que eso de tanta llamadita, tanto abrazo, tanta amabilidad pero nada de acción es una LATA, y además produce ansiedad.
Y uno se empieza a obsesionar con el tema y empieza a pensar ¿Qué chucha quiere este weon?? ¿Qué onda, será que solo quiere ser mi amigo? Puta pero los amigos no se hablan todos los dias… en fin….
Avísame que vas a hacer… y si te resulta pk para variar querida mía estamos en situaciones similares.
En fin….
Suerte y espero que algún bloggero que no se sienta tan identificado como yo ahora pueda ayudarte con la mente un poco más fria. Jaja
Besos

Debbie dijo...

Sombrita:

Pucha, amiga, que complicación...creo que deberías dejar que las cosas fluyan y que pase lo que tenga que pasar...ahora, según mi experiencia, si esto ocurre, lo más probable, es que la amistad se vaya a la cresta....pero bueno, todo tiene un precio.
¿Conversarlo? No creo...está todo ahi...en el aire...
En relación a eso del qué dirán, amiga, en serio, eso sí que no te tiene que importar!!!! Si es imposible que deje de importarte, entonces, deberás cortar con esto de raíz....ponlo en una balanza....crees que el qué dirán lo amerita????

Te deseo la mejor de las suertes!!!

Un beso

PD: por favor, no cometas la crueldad de dejarnos metidos, y cuéntanos lo que ocurra, ya????

Solo Yo dijo...

Lei harto rato tu blog pa cachar bien el cuento...
Ya no pienses as y solo siente... si no resulta no importa lo hiciste con el corazñon... si no lo haces te quedará siempre la duda
Animo!!! sentir es lo mas maravilloso que hay

puppetmaster dijo...

Si no te quieres volver loca,(la diferencia de edad, la onda, los amigos, familiares de cada uno pelando como bestias , y muchos etcétera más)mandalo al carajo. Y buscate otro que te tranquilice los sueños y que no tengas atados.

Ahora si todo lo demás es irrelevante para ti, prueba y adquiere experiencia de vida.

Muuuuuucha suerte

dola dijo...

Uy, sólo un poco telesérica tu vida juju.
Yo te digo: ...la vida es corta.
y qué más da.
prueba, quizás es el amor de tu vida y lo vas a dejar ir porque te preocupas demasiado.

què suerte, te adoooora.


besos!!!

La Dragoncita dijo...

uff
yo creo que deberías intentarlo. Probablemente si cruzan el límite perderás a un amigo, sin embargo quizás ganes a un compañero. No sé, la vida es tan corta, por lo que yo apuesto por disfrutar de las oportunidades que la vida nos regala.
Creo que es importante también lo que la gente dice, pero es mucho más importante lo que tú sientes.
De pronto pensar tanto en las complicaciones, en las consecuencias, nos alejan, nos nublan la visión y nos impiden relajarnos... deja que las cosas pasen... disfruta, vive la vida y sé feliz !

Saluditos

MeRiAdOx dijo...

Creo que ves todas esas señales porque a ti gusta él. Que él sienta lo mismo es muy posible, pero jamás lo sabremos nosotros con todas tus referencias porque están sesgadas por lo que sientes.

Es evidente que no te lo vas a sacar de la cabeza, porque te gusta y ya no hay vuelta atrás.

Dos soluciones:
1) Lo enfrentas como estimes conveniente, es decir, lo besas y ves que pasa o le planteas verbalmente lo que sientes.

2)Das por terminada la relación unilateralmente.

Te recomiendo la segunda si "el qué dirán" te pesa demasiado. Él no se merece que se relacionen a escondidas.

La primera es porque desechas el "qué dirán" y te la juegas por lo que sientes.

Ambas soluciones se relacionan en que la amistad ya no será nunca más la misma (existen excepciones eso si... pero yo no soy un ejemplo, soy una confirmación).

Piensa en lo que te haría más feliz y juegatela por eso.

Suerte!

Carolina dijo...

sorry pero me extraña que hasta ahora ninguno de los dos haya hecho algo! no sé si será amor, pero de que pasa algo, obviamente pasa algo, de qué otra manera se puede explicar la actitud de D. de querer estar siempre contigo. Además, se ve que las mariposas de tu estómago se vuelven locas cuando él está cerca. yo opino que prueben, los dos se mueren de ganas, el único pero: tú vas a tener que dar el primer paso, parece que el niñito te salió tímido.
beso y buena suerte.

Alejandra dijo...

Si te retiras ahora, todo el tiempo vas a estar pensando en qué hubiera pasado si te hubieras atrevido a intentarlo, así que yo voto porque pruebes. Si se gustan, mal no lo van a pasar. Y sobre el futuro, preocúpate cuando llegue, no antes. Saludos!

Tadashi dijo...

Que onda? La pregunta es de broma o qué?...

Más claro echarle agua...

Obvio que le gustai...

Ahora, si he de ser franco, dudo que esté enamorado. O sea, te debe querer caleta, pero dudo que tenga la madurez aún como para estar en una relación seria con una mujer que lo supera en experiencia (fue la forma más sensible que encontré de decirlo) y que es muy inteligente...

Ahí tienes que cachar sí es lo suficientemente maduro para empezar algo sin que le deje marcas en el futuro...

Sí es como lo describes, tal vez aguanta...

Pero no vengai a preguntar si le gustai o no. Eso es cuando uno tiene doce años y el niño te pega o te empuja cuando están jugando...

Espero que todo te salga bien...

Saludos...

PD: No pude evitar reírme cuando te dijiste que lo pillaste mirándote las pechugas, perdón por ser tan infantil, no puedo evitarlo, ja!...

Emma dijo...

Lógico q le gustas al chico. Y como dice mi abue: el que no se arriesga no cruza el rio y como digo yo: prefiero arrepentirme de algo que hice a arrepentirme de algo que no hice, porque además del arrepentimiento me queda la duda.

Saludos y dale.

carolita dijo...

oye sombrita....

AGÁRRALO A BESOS Y DEJA DE PENSAR TONTERAS!!

es todo lo que voy a decir al respecto.

saludos cordiales.

:P

Soledad dijo...

Sombrita:

Por salud mental y tranquilidad hormonal y dada la confianza que se tienen, ¿por qué no le preguntas no más qué onda?
Se supone que la amistad está basada en la honestidad y en la confianza... y si tú ya te das cuenta de su comportamiento contigo, ¿qué tiene de malo pedirle explicaciones?

Las cosas entre los amigos se DEBEN conversar. Es la solución más razonable, ahí sabrás si acaso vale la pena pasarte rollos con él. De lo contrario, vas a seguir en la incertidumbre... y eso, sombrita, juega tan en contra porque una no sabe a qué atenerse.

A tus preguntas:
¿Qué hago?
¿Qué es esto?
¿Qué debo pensar?
¿Qué es lo mejor para los dos?
¿Qué?
Respondo: Convérsalo con él. Sabrás de boca del principal involucrado qué onda. (ojo con el "sabrás de su boca" jaja).

Te dejo un abrazo y me uno a los comentarios de los demás: no nos dejes metido con la historia y cuántanos cómo te fue.
Cariños,
Soledad.