martes, 22 de mayo de 2007

Sweet Child O' Mine...??



Hecha un estropajo.


Si escribo es solo porque prometí mantener al día a todos los que han seguido esta desafortunada historia. Y bueno, también porque siento que me sirve. De alguna manera. Para desahogarme, quizás. Para no sentirme tan sola, seguro.


Ayer en la tarde-noche, hecha un manojo de nervios, esperaba que surgiera de la nada Domingo para sacarme todos los demonios del corazón.


Como a las siete se conectó a MSN. Yo estaba conectada, pero en modo Away. Pasó mucho, mucho rato, y nada, el desgraciado no me hablaba, mientras yo me retorcía fumando y mirando fijamente su nombre en la pantalla brillante, como si eso sirviera de algo.


Como a la media hora, más o menos, descubrí que no estaba online. Así que corregí el error rápidamente. Al instante, habló.


Domingo: Soooooooooooombra!! Feliz cumpleaños atrasadísimo!!!!!! Tienes tu celular a mano para llamarte???


...Dudas mías frente al teclado...un rato de silencio electrónico...


(Yo, de piedra por fuera, de jalea por dentro, no sabía si llorar, reír, gritar o todo a la vez)


Sombra: Sí...


Domingo: Ya, contestame altiro, bueno?


Sombra: Ok



Dos pitazos y contesté el celular, más nerviosa imposible.



Domingo: ¿Cómo estai? ¿Cómo lo pasaste?


Sombra: Bien (bastante seca yo)


Domingo: ¡¿Estai enojada?!


Sombra: No te voy a decir nada, Domingo... (porque si abro la boca te mato, agregué mentalmente)


Domingo: ¿Tengo que tomar eso como un sí o como un no? (Maldita incapacidad de nosotras las mujeres de decir lo que sentimos, maldita la incapacidad de ellos de adivinar lo que queremos, pero no podemos decir)


Sombra: Tómalo como quieras...


Domingo: .... pucha, es que en verdad no te llamé porque...


Sombra: (Interrumpiendo) Mira Domingo, el que se excusa se acusa, así que mejor no digas nada...


Domingo: Bah, entonces no digo nada, total, no tengo nada de que excusarme... ¿o sí?


Sombra: Gracias por llamar, Domingo (más seca aún)


Un silencio más largo que el día lunes...


Domingo: Bueno, te dejo porque tengo que estudiar ene...


Sombra: Que te vaya bien, adiós.



Y corté.


No pasaron ni cinco minutos. Hiroshima y Nagasaki juntos habían explotado adentro mío. Tenía tanta rabia, tanto miedo, tanta pena... me miraba al espejo y la cara que veía estaba como lejos, lejos. Me tomaba el pelo, como cuando pienso muy concentrada, no me podía ni sentar, me paseaba como león enjaulado por la pieza.


No, esto me va a hacer mal. No puedo guardármelo adentro, no puedo...


Tomé el celular. Marqué el de Domingo.

Sonó una, dos, siete veces. "Usted será transferido al buzón de voz...."


Casi tiré el celular sobre la mesa. Casi lloré. Con que ahora no me iba a contestar...


Al minuto, sonando otra vez la mugre.



Domingo: Me llamaste? (Quizás me engañe, pero había un pequeño tinte esperanzado en su voz, me pareció)


Sombra:


Domingo: Dime...


Sombra: Lo que pasa es que me arrepentí. No puedo quedarme con esto adentro, porque me va a hacer mal, simplemente. En verdad sí me pasa algo. Estoy muy, muy enojada por lo que hiciste.


Domingo: ..... (tomando aire para hablar, yo no lo dejé)


Sombra: (Disparando como metralleta) Lo que pasa es que me cargó que te desaparecieras y no me llamaras, que reaparecieras hoy tan campante como si nada, que sintieras que no había nada que hablar, ni de qué preocuparse, ni que explicar (ya ven como pongo en práctica los consejos de Hugo). Eso no se hace Domingo. No nomás. Estamos en la era de las telecomunicaciones. Hay teléfonos en cada rincón de este puto país, más encima hay mails, mensajes de texto... osea... ¿en qué mierda estabas pensando?


Domingo: Pucha, pero es que el lugar donde yo estaba en verdad no tenía señal de nada...


Sombra: Pero Domingo, si eso tú ya lo sospechabas. ¿Cómo no se te ocurrió llamar el día antes? ¿O el sábado en la mañana? ¿¿Cómo no mandaste un simple mail el día antes de irte diciendo que no ibas a estar, que me deseabas un feliz cumpleaños por adelantado??


Domingo: Es que el sábado me fui muy temprano, y la verdad es que no quise despertarte...


Sombra: Puta Domingo, ¿no sabí que es mejor pedir perdón que pedir permiso?. Con una medida tan simple quedabas como rey... en cambio quedaste como todo lo contrario...


Domingo: Ahora que me lo dices, encuentro que tienes toda la razón. Perdóname...


Sombra: Mira, no te digo esto para que me pidas perdón, te lo digo para que nunca lo vuelvas a hacer, ni conmigo ni con nadie. Es tan fácil hacer pasar un mal rato a alguien... Las personas se conocen por los detalles que hacen la diferencia o simplemente no la hacen. Pucha, era tan fácil para ti no cometer este error...


Domingo: Sombra, en verdad estaba colapsado, te encuentro toda la razón pero es que...


Sombra: Es que el colapso no es razón, pues. Si llamar no cuesta nada y te demoras cinco minutos o menos. ¿O tú crees que cada vez que necesitas hablar con alguien, o que te ayuden a estudiar para la universidad yo no tengo nada que hacer y simplemente dispongo de mis horas libres? Yo no te estoy cobrando nada, pero realmente piensa un rato y evalúa por qué me siento tan mal...


Domingo: Gracias por decírmelo...


Sombra: Sí pues, si nosotros dos siempre nos hemos preciado de tener una amistad tan la cagada, en que nos tenemos TANTA confianza y nos contamos todo, aquí va algo que quizás no es agradable ni fácil de digerir, pero que simplemente no me voy a callar por comodidad. No voy a dejar que andes por la vida siendo un huevón y sin saberlo más encima...


Domingo: Sí, es cierto... No sé qué más te puedo decir...


Sombra: No me digas nada y ándate a estudiar para tu mega prueba será mejor...


Domingo: Ya, gracias


Sombra: Que te vaya bien, adiós...


Domingo: Adiós...


Y eso sería todo.

Desapareció de MSN, desapareció de mi día.


Dudo que se haya quedado tranquilo y feliz.


Lo que es yo, me quedé con un sabor amargo en la boca.


Y con un dolor de cabeza de aquellos, por cuarto día consecutivo.


En verdad, en verdad no sé qué pensar o esperar de todo esto.


En toda la noche no pegué un ojo. Si dormitaba, eran miles las pesadillas y los fantasmas. Me levanté destruida para ir a trabajar. No fui un real aporte en todo el día, tenía la mente frita.


Y de repente me di cuenta de cómo he dejado que las cosas vayan demasiado lejos.

De cómo me han afectado más de lo normal.

No sé si es el cansancio extremo el que me hace vulnerable, las expectativas que se derrumban, el dolor acumulado y sobrellevado como una pesada mochila ineludible...


Soy una sombra, literalmente, de lo que podría ser.


Y me vuelve a dar susto.


Ese maldito sentimiento que tanto odio y que tanto me acompaña en estos últimos días...


Solo quiero cantar a grito pelado esta canción de la Alanis Morissette:


Oh these little rejections how they add up quickly

One small sideways look and I feel so ungood

Somewhere along the way I think I gave you the power to make

Me feel the way I thought only my father could


Oh these little rejections how they seem so real to me

One forgotten birthday I'm all but cooked

How these little abandonments seem to sting so easily

I'm 13 again am I 13 for good?


I can feel so unsexy for someone so beautiful

So unloved for someone so fine

I can feel so boring for someone so interesting

So ignorant for someone of sound mind


Oh these little protections how they fail to serve me

One forgotten phone call and I'm deflated

Oh these little defenses how they fail to comfort me

Your hand pulling away and I'm devastated


When will you stop leaving baby?

When will I stop deserting baby?

When will I start staying with myself?


Oh these little projections how they keep springing from me

I jump my ship as I take it personally

Oh these little rejections how they disappear quickly

The moment I decide not to abandon me........

5 comentarios:

Princessa dijo...

Esta vez Sombrita, voy a intentar salirme un poco de mi y opinar lo más desde afuera posible.
Sorry que sea tan directa, pero el pendejo no te debe nada, esta bien es un amigo que te debió haber llamado si, toda la razón, la wea de la señal del celular y el colapso no se la cree ni el mismo. Si toda la razon!!! Pero igualmente te supone que tu no tienes ningún tipo de relación mas allá con el pendejo, por lo tanto no es mucho mas lo que puedes exigir.
So?? Si le pides mucha explicación y le haces mucho escándalo te vas a delatar solita.
Segundo, el madito MSN es una arma de doble filo. Evita usarlo para hablar con el y por favor no estés todo el día como santa leona pegada a ver si el weon se conecta o no…. (Experiencia propia) eso hace muy mal, y provoca mil mas ansiedad.
Y lo ultimo querida, Me podis decir ¿Qué se cree el enano?¿Dónde se va a encontrar una mujer como tu?
Galla, creo que esta situación toco fondo, o encaras al pequeño hombre con la verdad y conversan o simplemente te alejas de a poco sin darle en el gusto de verte sufrir o de que sepa que en realidad le importas mas de lo que debería.
Sombra, no se bien porque pero en este tiempo de blog te he tomado muchísimo cariño, es mas te siento de verdad como una amiga, y yo a mis amigas les digo las cosas pan pan vino vino. Y no me gusta verlas sufrir y menos por hombressss!!! Y veo que estas mal y eso me pone triste. Quiero leerte feliz y tranquila again.
Besos, abrazos, buenas vibras for you.

puppetmaster dijo...

ANDA Y TIRATELO DE UNA VES!!!!!!!
Y despues sigue siendo tu misma.

Carolina dijo...

uf, las cosas se pusieron peores. yo te entiendo perfecto, porque soy exactamente igual que tú, me habría ofendido muchísimo porque él no es cualquier amigo, se supone que lo de ustedes es una amistad bien profunda, entonces que no te haya llamado es imperdonable y lo peor es que no se le olvidó, sino que sabía que era tu cumple.
además me cargó esa reacción de ay, sorry, no tengo nada de qué disculparme.... hello, pero aquí el equivocado es él.
ojalá todo se arregle, pero este domingo ya me está empezando a cargar.

besos.

debbie dijo...

Sombrita...la verdad, es que desde el Domingo que leí tu anterior post, mientras meditaba de tanto en tanto que responderte, ahora entro a hacerlo y me encuentro con éste...que confirma lo que pienso...
Amiga, creo que el problema es de uno, por hacerse demasiadas expectativas...y, porque, cómo me dijo un muy buen amigo un día (tipo Hugo) "¿porqué las minas a toda raja como tú, se fijan en puros pelotudos"? Sé que duele, y mucho; sé que una, no lo quiere creer, hasta que todo el peso de los hechos te cae encima...
Sombrita...creo que Domingo no vale la pena, son los hechos los que lo demuestran. No sabes como te entiendo.
Te deseo mucha fuerza y coraje. Aunque no lo creas, saldrás fortalecida.
Un abrazo muy grande.

Lore dijo...

Sombra, no te preocupes, duele un rato pero pasa. Ya veras.
Fuerza!!!