lunes, 27 de marzo de 2006

Un árbol, un libro, un hijo

Cuando era mucho más chica, a los once años exactamente, planté una araucaria en el jardín de mi casa, de la mano de mi papá y de mi hermana, en un viernes santo helado y lluvioso.
Ahí está la famosa, ahora más alta que yo, saludándome por la ventana de mi pieza.
Este hecho hacía que hasta hace una semana un tercio del antiguo dicho estuviera cumplido.
Ese que dice que uno no tiene su vida completa hasta que han salido de sus manos esas tres cosas: un árbol, un libro, un hijo.
Bueno, vengo llegando de una reunión en una casa editorial bien famosa.
Y parece que al fin veré mi nombre en letras de molde y con tiraje nacional.
Con una amiga vamos a escribir un libro a cuatro manos.
Bueno, ya había sido publicada, pero a un nivel interno de mi empresa, y en esa oportunidad funcioné más como editora/recopiladora que otra cosa.
Lástima que se trate de un tema muy propio de mi profesión, así que lo más probable es que a fin de año salga a la luz, pero yo siga estando, para ustedes, en la más completa de las sombras. Y que nunca lleguen a tener, ni por casualidad, mi obra en sus manos.
Igual estoy feliz.
Y nerviosa.
¡La media responsabilidad!


Sonrío mientras me fumo un cigarro y escucho a Cesaria Evora. Y espero que, más temprano que tarde, el tercio que me falta (y el más importante para mí) se vea materializado en forma de un enano increíble que me llame mamá.

5 comentarios:

carolita dijo...

yo también planté un árbol que ahora es mucho más grande que yo!!... y eso que cuando lo planté era un pino chiquitito, que cabía en un vaso plástico de esos de cumpleaños.

ooohhh!!.... qué emoción publicar un libro. te leeré apenas sepa su título. lo prometo. y haré que todos mis amigos los compren hasta que sea un best seller :P:P:P:P...

emocionada como si fuera yo la que va a publicar.

TE FELICITO!!

y todo el éxito del mundo. sé que te va a ir bien.

duberbal dijo...

LlegarÁ

Tadashi dijo...

Seca...

Un árbol y un libro...

Esa sí que es gracia...

Aunque creo q estás más que viva que el objetivo que te queda es lejos el más gratificante (y más difícil) de lograr completar bien...

Saludos plantadora, escritora y futura madre...

carolita dijo...

sombra de ti:

cuando quieras te leo las cartas.

besos!

Eleu dijo...

es un libro parecido al que hiciste la otra vez?
me reservas un ejemplar, no cierto?
una vez publiqué con varios de un taller literario, tenía 17 años. que vergüenza lo que salió, jajaja.
que chori lo de las keys!
Bear hug,
Eleu