sábado, 12 de noviembre de 2005

Nada

Llevo sentada frente a esta pantalla en blanco más de quince minutos.

No se me ocurre nada. Es decir, se me ocurren miles de cosas. Pero ninguna que valga la pena. Creo.

Es impresionante como el viernes, mi día favorito, se ha convertido en el día en que repto hasta mi cama, con las baterías agotadas y sin ganas de pensar.

Fueron cinco días horribles. Lentos, pesados, acalorados.

En fin. Espero que el fin de semana me ayude a recuperarme.

¡Maldición!

Es mi día favorito de la semana y no se me ocurre nada.

3 comentarios:

Eleu dijo...

Ya se le ocurrirá algo, mi niña. Por mientras, descanse harto.
Bear hug,

Edge dijo...

Nada que valga la pena??

Qué vale la pena??

Todo lo que piensas es algo que vale la pena...

La Lista de Schindler posee eso que tu dices. Es una obra que mostrará a las generaciones futuras sobre la realidad del trato que se mantenía a los judíos en el regimen nazi.

A lo que puede llegar el hombre...
Lamentable... Lamentable...

SalU2
T.

pedro dijo...

¿Nada?

La suerte.

Ya quisiera yo un poquito de nada.

P