martes, 29 de noviembre de 2005

Welcome to this World

Teléfono hace diez minutos. El Pelao.
- Sombra, voy a ser papá hoy.
- ¿Cómo? ¿No era la otra semana?
- No, voy saliendo a la clínica.
- ¡Chuta!
- Sombra...
- ¿Qué Pelao?
- Estoy nervioso...
- Es normal, Pelao. Pero no te preocupí. Va a salir todo de pelos. Vas a ver.
- Oye...
- ¿Qué?
- ¿Me vení a acompañar?
- Obvio.

Eso. Voy saliendo a la clínica. El trabajo, el blog, la familia, mis propios problemas y urgencias van a tener que esperar. Por lo menos hasta que le demos la bienvenida como corresponde a la criatura. Después les cuento cómo nos fue a todos.

2 comentarios:

Alma a Contraluz dijo...

Que es bello, cuando los amigos te acompañan en los momentos difíciles. Recuerdo cierta vez, cuando tuve un accidente muy grave, y mis padres me acompañaban al hospital, pero con ellos no me sentía protegida, asi que le pedí a mi mejor amiga de ese tiempo, que me acompañara, obviamente lo hizo, y hasta el día de hoy se lo agradezco.

Besos sinceros, buen blog.

Eleu dijo...

wowowowowowow!!! que la raja. nunca he podido estar con mi mejor amiga del sur cuando ha parido y ya van dos.
ojalá algún día vea un parto en vivo y en directo, por lo menos antes que me desmaye.
bear hug,